null

PRESENTACIÓN

El Colegio Civil Centro Cultural Universitario fue inaugurado el 31 de enero de 2007. Este espacio restaurado se ha convertido en el máximo foro para la creatividad, la reflexión y el pensamiento; es un museo activo del patrimonio artístico universitario y del gobierno estatal.

MISIÓN

Contribuir al compromiso universitario, histórico y contemporáneo, de divulgar y extender la cultura, tanto al interior de la institución, como a la sociedad en general.

VISIÓN

Ser un espacio de cultura y arte, conocimiento y sensibilidad; un espacio que concentre tradición en su histórico recinto; y contemporaneidad en su espíritu renovado; espacio dinámico y multidisciplinario, que ofrecerá una serie de servicios culturales y programas de actividades de divulgación de todas las expresiones artísticas, a través de exposiciones, conferencias, funciones de cine, obras de teatro, conciertos, espectáculos de danza y presentaciones literarias, así como una agenda de extensión del conocimiento por medio de conferencias, talleres, cursos, seminarios y clases magistrales.

OBJETIVO

Organizar y realizar actividades artísticas, culturales y académicas para toda la comunidad. Las clases magistrales sobre las distintas especialidades de las artes y las humanidades serán una distinción del recinto, que presentará exposiciones, conciertos y espectáculos, tanto en el Aula Magna, como en la Explanada Colegio Civil, con la presencia de personalidades de primer nivel local, nacional e internacional.

HISTORIA

El edificio que alberga al Colegio Civil Centro Cultural Universitario comenzó a construirse en 1794, por orden del obispo Andrés Ambrosio de Llanos y Valdés, con la intención de ser el Hospital de Nuestra Señora del Rosario. El arquitecto encargado de la obra fue el francés Jean Crouset. En 1797, la obra de ese hospital fue suspendida de manera definitiva. Medio siglo después, la construcción fue destinada principalmente a la milicia.

En 1857, el gobernador Santiago Vidaurri decretó la creación del Colegio Civil del Estado. Dos años después, José Silvestre Aramberri, nuevo gobernador, logró el arranque formal de los cursos en el viejo caserón contiguo a la Catedral, donde en el siglo XVIII se había fundado el Seminario de Monterrey. Desde entonces, se contempló usar los restos de aquello que nunca llegó a funcionar como hospital para hacerlos sede permanente del Colegio Civil. En 1870, se terminaron las obras de ampliación y acondicionamiento del edificio, y las clases del Colegio Civil se trasladaron a este lugar ese mismo año.

Entre 1870 y 1894, el edificio fue objeto de varias intervenciones, las cuales consolidaron sus espacios arquitectónicos; llegó casi con el mismo aspecto hasta el primer tercio del siglo XX. De sus aulas salieron la mayor parte de los hombres de empresa e intelectuales, como Alfonso Reyes y Raúl Rangel Frías. Con la creación de la Universidad de Nuevo León, en 1833, el Colegio Civil se convirtió en sede de la institución. Un ambicioso proyecto de ampliación del edificio fue desarrollado entonces, y ejecutado por la Compañía de Fomento y Urbanización.

En diciembre de ese mismo año quedó terminada el Aula Magna. En 1939, finalizaron los trabajos de remodelación profunda de todo el edificio. Lo más notorio fue la adición del segundo piso y la nueva fachada de estilo neocolonial. Desde la década de 1940, la creciente demanda de estudiantes provocó que se agregaran más construcciones a la estructura original, las cuales no respetaron el diseño de 1933.

En 1957 se añadieron los camerinos y la tramoya al Aula Magna, convirtiendo el espacio en un teatro alternativo. En los años sesenta, la Rectoría y las facultades se trasladaron a la Ciudad Universitaria, y el espacio fue utilizado como sede de las preparatorias Número 1 y 3. El edificio del Colegio Civil alcanzó el siglo XXI en un estado de conservación inconveniente. La restauración del edificio del Colegio Civil se inició el 2 de abril de 2004, y corrió a cargo de la Dirección de Mantenimiento y Construcción de la UANL, dirigida por el ingeniero José Luis Martínez Cuéllar; mientras que la coordinación del proyecto de restauración estuvo bajo la responsabilidad de los arquitectos Elisa Raquel Sánchez Borges y Juan Manuel Casas García, asesorados por un comité integrado por Benjamín Valdés, Armando V. Flores Salazar, Carlos Velásquez Moreno, Alejandro Treviño y Ernestina Lozano Garza. La museografía del Colegio Civil Centro Cultural Universitario corrió a cargo del arquitecto Jesús Pedro Morúa Alonso.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia asesoró en los trabajos de conservación. La inversión de este proyecto se llevó a cabo con recursos que aportaron los gobiernos Federal y Estatal, Conarte, la Fundación UANL y benefactores particulares (las familias Elizondo Barragán y Calderón Rojas).

El miércoles 31 de enero de 2007, el edificio fue inaugurado. Así, el Colegio Civil, ahora Centro Cultural Universitario, recobró su grandeza original y se transformó en el corazón cultural de Nuevo León.

ESPACIOS

Aula Magna “Fray Servando Teresa de Mier” │Sala “Francisco Zertuche” │  Sala de Exposiciones Temporales │ Sala de Proyecciones “Cinema Fósforo”│ Patio Ala Sur │ Patios acristalados Sur y Norte │Librería │Aula de Música │ Aula de Teatro │Pinacoteca de Nuevo León (dependiente del gobierno del Estado (Conarte)

AULA MAGNA “FRAY SERVANDO TERESA DE MIER

Piedra fundamental sobre la cual creció la universidad, el Aula Magna ha sido testigo de la historia. Se construyó de mayo a diciembre de 1933, de acuerdo con el proyecto de remodelación y ampliación del antiguo edificio del Colegio Civil. Su fachada se inscribe en un lenguaje arquitectónico neocolonial, característico del periodo postrevolucionario, y su interior fue diseñado bajo lineamientos estilísticos que lo aproximan al neogótico, solemne, del uso común en las edificaciones de colegios y universidades durante el siglo XIX y principios del XX.

El espacio está adornado por ocho vitrales, obra del muralista mexicano Roberto Montenegro; fueron realizados, hasta su montaje definitivo, por la familia Montaña. En 1957, el Aula Magna fue transformada en sala teatral y se le dotó de camerinos y tramoya. Desde entonces, en su espacio se han montado múltiples obras teatrales, así como conferencias y actos solemnes de la universidad. En su rehabilitación se preserva el uso antes mencionado, con sus adecuaciones necesarias.

El museo de sitio del Colegio Civil

Tiene como visión y propósito conservar y difundir la historia propia en su lugar de origen, manteniendo así su integridad cultural. El edificio -proyectado durante el virreinato-, refleja sus distintas etapas y vocaciones a través de diferentes expresiones artísticas.

Durante más de 220 años sus muros, corredores, patios y plaza, han servido a la sociedad regiomontana convirtiéndose en un objeto identitario y en bastión de la cultura en Nuevo León.

La temática del museo organiza y muestra diversas manifestaciones plásticas, métodos constructivos, materiales y estilos arquitectónicos, complementándose con la exhibición de planos, documentos, objetos y fotografías, que nos brindan una perspectiva del momento histórico; lo que hemos sido y hacia dónde nos dirigimos.

Es momento de observar, palpar y escuchar las confesiones que este testigo tiene para compartir.